Las antigüedades rodean mi existencia de forma premeditada y consciente. Siento fascinación por el pasado a pesar de que vivo muy inmersa en mi presente. Me interesa todo aquello que me gusta mirar y que ya miraron, tiempo atrás, otros ojos.

 

 

 

 

Muchas veces me he descrito a mi misma como una buscadora infatigable de tesoros y quienes me conocen saben de mi pasión por mercadillos y almonedas. El interior de una tienda de antigüedades despierta mi pasión por encontrar el objeto que me espera siempre agazapado en cualquier rincón.

 

 

En mis creaciones lo antiguo y lo nuevo se mezclan con naturalidad para dar vida a algo nuevo. Restauro, transformo, reciclo lo que ya ha perdido su color y trato de que todo adquiera de nuevo su brillo. 

 

 

Visita mi álbum de fotos